La nueva vida del periodismo local

La primera vez que leí la expresión ‘Think global, act local’ (“piensa en global, actúa localmente”) fue a finales de los años noventa en forma de pegatina en la parte trasera de un coche en Nueva York. Se refería entonces a una frase hecha que utilizaba el activismo ecológico y que animaba actuar en el territorio más próximo sin olvidar que así, cada buena acción, por pequeña que fuera, podía cambiar el mundo. Han pasado ya unos años y hoy la expresión se ha convertido en el término ‘Glocal’ (“Global + local”), una sola palabra que simboliza un leit-motiven sí misma, una toma de conciencia de la Tierra como algo propio, como algo nuestro y también de la asunción de una responsabilidad personal e individual para mejorar su situación.

Hoy en día donde más se utiliza este término, además de en empresas, es en las nuevas teorías sobre periodismo, en las redacciones y en las redes sociales. Hoy podemos conocer las lamentables condiciones laborales en Bangladesh; que los inuit (los pueblos de esquimales que viven en el Ártico) tienen hasta ochenta palabras distintas para definir la nieve y también que en un laboratorio valenciano están ahora mismo experimentando para crear una vacuna para el párkinson. Las tres son informaciones verdaderas. Las tres son informaciones locales. Las tres son informaciones globales.

La crisis económica mundial (tan solo la última que estamos sufriendo, por cierto), que empezó en 2008 con la caída del banco norteamericano Lehman Brothers, también ha plantado la bandera la crisis en el mundo del periodismo. Una crisis que deberíamos contemplar en todos sus aspectos (o significados) y que básicamente, resumo en tres:

  1. Crisis, en su sexta acepción en castellano del diccionario de la R.A.E.: “escasez, carestía”. Después del sector de la construcción, el que más ha sufrido en España su consecuencia ha sido el del periodismo (en otro momento analizaremos las causas).
  2. Crisis con el significado griego:” lo que se rompe y que requiere un análisis de la razón de la ruptura”. El periodismo ha cambiado, evidente por el auge de las redacciones digitales donde en muchas ocasiones la calidad tiene como principal enemigo a la inmediatez, por el nacimiento del Periodismo Ciudadano 2.0. y el resurgimiento del periodismo local.
  3. Crisis con el significado chino: la palabra “crisis” (Weiji) se divide en dos ideogramas Wéi (“peligro”) y(“oportunidad”). Y esta oportunidad la veo clarísimamente en el periodismo local, entendido éste como aquel que acerca al ciudadano al territorio que le rodea; ése donde crea una vinculación más afectiva entre el protagonista de la información y el espacio donde convive y que aporta en su contenido un “extra” de utilidad.

En definitiva creo que buena parte del futuro del periodismo (que ya se inició en Estados Unidos a finales de los noventa), junto con el periodismo ecológico y medioambiental, será la apuesta por el periodismo local. Pero no ése que se utilizaba algunas veces de forma despectiva por parte de los que trabajan en grandes medios, sino un periodismo local que supere sus errores anteriores y que utilice las nuevas tecnologías a su favor. En realidad es sencillo, sólo hay que contar buenas historias, que tengan interés, profundizar en las personas y sus circunstancias, y que éstas toquen el corazón del ciudadano, que lo acerquen a su territorio y que le haga preguntarse por lo que le rodea y por qué puede hacer para mejorarlo o, al menos, conservarlo.

Volvemos ahora al término Glocal, ya que en sí mismo es la síntesis del buen periodismo local. Es decir, encontrar la oportunidad de contar una historia y que interese no sólo a las personas a las que afecta directamente, sino (mediante el uso de todos los medios disponibles) a personas de todo el mundo que puedan identificarse con una situación que, aunque distinta a la suya, sí que les ha hecho reaccionar de forma similar.

La nueva exigencia para esta clase periodismo es la interactividad. Es la única forma de que una información tenga la repercusión necesaria y una forma de fidelizar a los lectores, oyentes y espectadores.

¿Periodismo local? ¿Volver a las raíces? No creo. Bajo las premisas del rigor, la calidad, la proximidad, la utilidad, la interactividad, la afectividad y la unión de los protagonistas con el territorio damos la bienvenida alPeriodismo Hiperlocal (o simplemente buen periodismo).

@rafa_onelife

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario